Registrate English English Español Español Português Português
Para una mejor experiencia por favor cambiá tu explorador a Chrome, Firefox, Opera o Internet Explorer
Las ventas de maquinaria agrícola ya caían en el primer trimestre del año, no por culpa del coronavirus

Las ventas de maquinaria agrícola ya caían en el primer trimestre del año, no por culpa del coronavirus

Antes de que el Gobierno declarase la obligatoriedad del aislamiento social y preventivo, que frenó la producción en las fábricas por algunas semanas, la venta de maquinaria agrícola ya mostraba signos de debilidad.

Según los datos reportados por el Indec, en su informe del primer trimestre de 2020 de la Maquinaria Agrícola, las ventas de los cuatro rubros de este sector mostraron caídas considerables, en dicho período.

Las cosechadoras fueron las más afectadas con una caída de ventas del 23% contra el primer trimestre de 2019, mientras que los tractores disminuyeron un 8,5%; la venta de implementos (incluye pulverizadoras y acarreo y almacenaje de granos) bajó un 6,8%, mientras que las sembradoras lo hicieron un 2,2%.

En el primer caso, se reportaron 228 cosechadoras vendidas, en los tres primeros meses del año, un nivel similar al de las sembradoras (unas 223 unidades vendidas), y lejos de los 1083 tractores vendidos (429 importados).

Analizando la facturación, la maquinaria agrícola alcanzó un valor de $ 13.072,7 millones en el período, que representó un aumento de 33,6% en relación con el mismo trimestre de 2019.

En tractores se dió un nivel de facturación más alto, con $ 4318 millones, lo que representó una suba de 35,4%. Le siguieron las cosechadoras, con ventas por $ 4062,3 millones (+7,8%), implementos, con $ 3489,8 millones (+66,6%), y en sembradoras, con $ 1202,7 millones (+63,8%).

Para Néstor Cestari, Presidente de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma), si hubiese habido más crédito disponible la situación hubiera sido otra. «Ya a fin del año pasado la actividad se vio bastante afectada por la falta de crédito. Esto repercutió en las ventas y en la renovación de equipos para encarar la cosecha», aseveró.

Cestari además contó que por la pandemia, desde marzo dejaron de entregar muchos pedidos, por el freno que implicó la cuarentena, y hasta se cayeron negocios con el exterior. «Se perdieron muchas oportunidades importantes. Y eso que fuimos una de las actividades que primero volvieron. Hace 60 días que estamos trabajando, con buenos protocolos, y hasta el momento no tenemos gente contagiada», destacó.

Para el dirigente, sin embargo, las expectativas pueden cambiar de la mano del crédito. «Se viene la siembra fina y están habiendo muy buenas propuestas, tanto del Banco Provincia, con créditos al 18% a tres años, y del Nación, al 25% a dos años. El tema es el volumen y cuánto tiempo durarán», marcó, al reafirmar que el ánimo del productor por invertir «siempre está, lo que necesita es financiación».

Buscar

Anuncios Destacados
Principal