Registrate English English Español Español Português Português
Para una mejor experiencia por favor cambiá tu explorador a Chrome, Firefox, Opera o Internet Explorer
El 2020 entre los más secos de los últimos 12 años

El 2020 entre los más secos de los últimos 12 años

La falta de precipitaciones que en varias zonas de la región pampeana acumulan tres meses, establecen al 2020 entre los años más secos de los últimos doce. Luego de una devastadora sequía en 2008, otra que siguió en 2012 y la última de 2018, ahora con registros que indican de 200 a 300 mm por debajo de lo normal en la zona agrícola núcleo y el nordeste del país, entre otras regiones, este año está para el campo entre los más difíciles por la escasez de lluvias.

«Realizando un promedio regional, zona núcleo y el nordeste del país, 2020 está entre los años más secos de los últimos años y en el octavo puesto de los últimos 60 años», evaluó José Luis Stella, climatólogo del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

20190920 185820 20200731010546338
🌐 agronucleo.com
Conectamos El Mercado Agropecuario

Esta situación afecta a las principales provincias agrícolas. En la actualidad, más del 96% del territorio de Córdoba se encuentra entre «anormalmente seco y sequía excepcional». En Buenos Aires esa condición incluye el 62,21% de la provincia y en Santa Fe es el 42,24% de la provincia la que se encuentra afectada por este escenario que va de «anormalmente seco a sequía excepcional.

Esos porcentajes surgen del Sistema de Información sobre Sequías para el Sur de Sudamérica (Sissa) del Centro Regional del Clima que integran el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) de Argentina y otros países vecinos.

En los campos está sembrado el trigo, todavía no en su etapa más demandante de lluvias, pero por la prolongación de la falta de precipitaciones ya se va recortando una expectativa de cosecha que en lugar de un récord de 21 millones de toneladas muchos ya prevén será por debajo de 20 millones de toneladas.

Lonas Alex

A este panorama se agrega que, a semanas del inicio del calendario de siembra de maíz, la humedad del suelo es insuficiente para iniciar las labores. Tampoco son muy alentadoras las perspectivas inmediatas, salvo que haya un brusco cambio.

«En octubre puede haber un repunte (de precipitaciones), pero vuelve a caer en noviembre porque hay una tendencia a que se vaya a una Niña débil», apuntó. En rigor, esta última previsión es lo que vienen proyectando diversos organismos internacionales.

Según registros del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), en lo que va del año muchas regiones están con déficits de precipitaciones que llegan hasta los 200-300 milímetros abajo de lo normal.

Para Pablo Mercuri, director del Centro de Investigación de Recursos Naturales del INTA, desde el verano lo más afectado por el déficit es el norte argentino. En tanto, desde mayo último el centro del país, especialmente Córdoba, Santa Fe, el norte de Buenos Aires y parte de Entre Ríos también están afectados.

No obstante, Mercuri prefiere ser cauto con las proyecciones hacia adelante. «Si bien es real el déficit, y cada vez más un riesgo agropecuario frecuente, hay que esperar a ver cómo se configuran las lluvias de primavera a partir de septiembre una vez que cambie la circulación invernal y de ingresos de aire polar», dijo.

ISSEL Portada Sucursal
Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar

Anuncios Destacados
Principal