Registrate
Para una mejor experiencia por favor cambiá tu explorador a Chrome, Firefox, Opera o Internet Explorer
De la UTN de San Francisco, a la única fábrica de dulce de leche de Australia

De la UTN de San Francisco, a la única fábrica de dulce de leche de Australia

Ingeniero químico, egresado de la Facultad Regional San Francisco de la UTN. Se desempeña como jefe de control de calidad y encargado de la línea de producción de dulce de leche en una fábrica de helados en Sidney.

Emiliano Yafar, oriundo de la localidad de Freyre (Córdoba), es uno de los tantos jóvenes profesionales que se fue del país en busca de oportunidades. Se recibió de Ingeniero Químico en noviembre de 2016, en la Facultad Regional San Francisco de la UTN y al año siguiente viajó a Sidney, Australia.

Emiliano 2

Sus comienzos no fueron fáciles, su primer trabajo no fue precisamente como profesional, sino como vendedor de helados de la fábrica en la que hoy desempeña tareas como jefe de control de calidad y además es el encargado de la línea de producción de dulce de leche que tiene esta pyme familiar.

Muy lejos de su pueblo natal valoró esta experiencia y destacó la formación que recibió desde la casa de altos de estudios sanfrancisqueña. «Una vez que estas en el campo de trabajo te das cuenta cuan fuertes son las herramientas que te da la facultad durante la carrera», expresó Yafar. «Son herramientas muy sólidas que tal vez un estudiante no dimensiona hasta que las lleva a la práctica», agregó.

Emiliano reside en Sidney desde hace dos años y medio. Relata que decidió irse por comentarios de amigos de sus amigos que estaban viviendo en Australia.

«Apenas llegué vendía helados en la playa para esta empresa. Uno a veces viene con una expectativa, pero después se choca con otra realidad», sostuvo el joven profesional. Luego valoró la oportunidad que le dio la fábrica para desempeñarse como ingeniero. «Las posibilidades son grandes y cuando uno logra establecerse como profesional, las cosas cambian y ya podés proyectar otra vida», sostuvo el joven que hoy es jefe de calidad y está a cargo de la línea de producción de dulce de leche.

El freyrense destacó que «se trata de la única fábrica de dulce de leche de Australia, pero que no cuentan por ahora con ventas externas, sino que se usa para consumo propio, como ingrediente para el producto final: los helados».

Gelato Messina es una pyme familiar que emplea a unas 70 personas y cuyo objetivo «es obtener la mejor calidad de materia prima posible por lo que en su momento invirtieron en una máquina argentina para fabricar dulce de leche», dijo el profesional.

Contó que la empresa cuenta además con un tambo propio, en el sur de Australia con unas 300 vacas en producción de raza jersey.

Para no extrañar las costumbres de pueblo
Yafar contó que los propietarios de la fábrica son descendientes italianos, y que inclusive la mamá de uno de sus dueños es la que les cocina comida «bien piamontesa».

Indicó que entre sus amigos predominan los argentinos. «Mi grupo social es prácticamente argentino. Somos bastantes y eso es bueno para no extrañar tanto», manifestó el ingeniero.

El joven profesional señaló que la cuarentena obligatoria en su país fue intensa pero reducida. «En pocos días y con las restricciones lograron aplanar la curva de contagios. Hoy estamos casi en la normalidad».

También comentó que si bien algunas actividades como gimnasios y deportes no volvieron «las heladerías nunca estuvieron cerradas y la gente siguió consumiendo helados».

Fuente: La Voz de San Justo

Banner Home Mil Carteles

Buscar

Anuncios Destacados
Principal